En invierno mucho cuidado con las lunas de tu vehículo

971 43 09 54
En invierno mucho cuidado con las lunas de tu vehículo

Son muchos aquellos que retrasan la reparación de lunas en Palma de Mallorca por pensar que se trata de un simple rasguño o un pequeño chinazo que no supone ningún problema. Sin embargo algo que parece tan nimio puede convertirse en un gran problema una vez que llega el invierno y la bajada de temperaturas. Por ello hoy queremos explicarte como puede afectar el frío a los cristales de tu vehículo.

Cuando llega el invierno y los días más fríos se convierte en habitual ese momento en el que uno tiene que recurrir a alcohol o rasquetas para poder deshacerse de las heladas que tapan las lunas del coche. Estos trabajos, además de ser un incordio que te hace perder tiempo para arrancar tu vehículo también tienen un efecto en el coche. El frío conlleva una reducción de la presión, lo que implica que, por el ejemplo, se comprima el aire de las ruedas. De la misma manera estas bajas temperaturas tendrán un impacto sobre las lunas del coche.

Esto se puede ver en como un pequeño chinazo en el cristal puede pasar a necesitar un verdadero arreglo en un taller de reparación de lunas en Palma de Mallorca. Lo que sucede es que ese pequeño toque que tenía el cristal por el efecto del frío se contrae, esto conlleva que las grietas puedan ir avanzando por toda la luna. Por ello no es raro que debido a la helada caída por la noche uno pueda dejar aparcado el coche con su luna casi en perfecto estado y encontrarla a la mañana siguiente llena de grieta.

Si tienes un chinazo en la luna de tu coche no te arriesgues, acude a

Lluperauto

para solucionarlo cuanto antes.